LOGOS PROGRAMAS DANTE 6-06.png

CERTIFICACIÓN
PARA AUXILIAR DE TERAPIA FÍSICA

20210612_112053.jpg

Los auxiliares de fisioterapia ayudan a los fisioterapeutas a tratar a los pacientes, realizando distintas tareas que resultan esenciales para el trabajo del fisioterapeuta. Atienden a los pacientes en su llegada a la consulta, antes del tratamiento, controlan y limpian el equipamiento, trabajan los ejercicios con los pacientes y les enseñan a utilizar las herramientas que facilitan su movilidad, como pueden ser sillas de ruedas. Desempeñan tareas administrativas, tales como la reserva de citas y la redacción de recetas.

Los auxiliares de fisioterapia trabajan con pacientes de cualquier edad. Los pacientes pueden haber perdido la capacidad de moverse correctamente debido a una extremidad fracturada, o a una enfermedad o discapacidad, por ejemplo.

Los auxiliares ayudan a los fisioterapeutas en tratamientos de rehabilitación, por ejemplo, ayudando a las personas que han sufrido un derrame cerebral a aprender a caminar de nuevo o a volver a usar sus manos después de sufrir una parálisis.

También les ayudan a aplicar los tratamientos mediante la realización de ejercicios, masajes, clases de gimnasia, hidroterapia, y aplicación de calor y hielo a los pacientes.

Los auxiliares de fisioterapia atienden a los pacientes cuando llegan a la consulta y les tranquilizan, si están nerviosos, escuchando sus inquietudes, respondiendo a sus preguntas y explicándoles el tratamiento que les va aplicar el fisioterapeuta.

También pueden hablar y asesorar a los familiares o cuidadores del paciente cuando llega a la consulta.

Antes de comenzar el tratamiento, el auxiliar debe tener acondicionada la sala de trabajo del fisioterapeuta, así como tener a punto todo el material necesario para su tratamiento. Después del tratamiento, debe retirar el material utilizado y mantener la sala de tratamiento limpia y ordenada.

Durante el tratamiento, ayuda al paciente a realizar los movimientos indicados. También puede guiar al paciente en los tratamientos básicos y programas de ejercicios, de acuerdo con las instrucciones del fisioterapeuta.

También debe motivar a los pacientes para que realicen los ejercicios, y vigilarles de cerca para asegurarse de que están haciendo los movimientos correctamente, sin que corran el riesgo de sufrir más lesiones. Algunos auxiliares están capacitados para trabajar con los pacientes sin supervisión en la ejecución de las tablas de ejercicios.

Los auxiliares se encargan de registrar cualquier cambio en la condición del paciente y de informar al fisioterapeuta.

Los auxiliares también desempeñan tareas administrativas tales como registrar el historial clínico, así como archivar los registros de los pacientes correctamente después de usarlos, introducir información en el ordenador, reservar citas y enviar cartas rutinarias.